Consejería Espiritual

El ser humano es cuerpo, mente y espíritu. Hoy en día está muy asumido que hay que cuidar el cuerpo: tener una alimentación adecuada, hacer ejercio, etc. También vemos la necesidad de cuidar la mente de no caer en el estrés, tener tiempo de relax, de diversión, vacacional, etc., pero, por desgracia, muchos bautizados se olvidan de la dimensión espiritual, es dercir, de la relación con Dios.
 
La Misión ofrece el servicio de crecer en la fe, de fortalecer la fe a través del asesoramiento espiritual. ¿Si quieres vivir en plenitud? ¿Si quieres vivir en armonía? No olvides cultivar tu dimensión espiritual, tu relación con Dios.
Los interesados pueden ponerse en contacto con la Misión.